FANDOM


Episodio 5: Giro de Tuerca
Temporada 1, Episodio 5
{{{imagen}}}
Información
Estrenado 11 de octubre de 2018
Historia Diamond Girl
Afrilina
AppleShiny!~
Episodios
Anterior
"Contra el Gobierno"
Siguiente
"Un Nuevo Mañana"
Giro de Tuerca (ナットのツイストNatto no Tsuisuto en japonés) es el quinto episodio de la primera temporada de la serie.

SinopsisEditar

Mientras algunos integrantes de Sensō Keikaku tienen que recuperarse de la noche anterior, el resto deciden hablar sobre ello.

TranscripciónEditar

(El episodio comienza en un lugar desconocido hasta ahora, en una sala con un corredor adornado por una alfombra, los cuales llegan hasta un gran trono donde se puede ver sentada a una mujer de baja estatura, la cual parece aburrida, o más bien molesta. Las puertas se abren, y unos guardias llevan a Akarui Haku prisionero con unas cadenas. Tiran de él con fuerza, haciendo que este se viera en condiciones bastante malas.)

???: Soltadlo ahí. (Los guardias dejan tirado al hombre en frente de la mujer y se retiran del lugar. El hombre se intenta levantar para mirar a la figura que tiene delante suya, pero es detenido por la mujer, la cual le pisa la cabeza con fuerza.)

???: Así que has sido tú el que ha dejado escapar a aquellas niñas, ¿no, Haku?

Akarui: Yo… (Muerde su labio con rabia, después de ello suelta un pequeño suspiro.) Si, mi señora… Es todo mi culpa.

???: ¿Cómo? (Hace fuerza con su pie sobre la cabeza de Akarui.) No te he oído.

Akarui: S-si, gran Führer.

Führer: Así está mejor. (Esboza una pequeña sonrisa, llena de satisfacción.) ¿Acaso no has pensado que al dejarlas escapar, mi reputación como gran líder que soy, puede caer?

Akarui: Le prometo que no volverá a suceder, gran Führer. Ha sido sólo un pequeño despiste…(La mujer da una fuerte patada en la cara del hombre, el cual comienza a sangrar por el golpe.)

Führer: (Gritando estrepitosamente.) ¡Un pequeño despiste, un pequeño despiste! (Toma el mentón de Akarui con su mano y lo acerca hacia sí, apretando sus uñas contra este.) ¿Sabes que puede pasar si los habitantes descubren lo que ocurre en la ciudad, verdad?

Akarui: S-si mi gran Führer, p-pero esos ciudadanos la temen, ¡como debe ser! …

Führer: Y quiero que así siga. (Para ese momento, los guardias habían vuelto a la habitación. Portaban en sus manos un extraño instrumento.) Ahora ya sabéis que hacer.

Guardias: ¡Si, gran Führer! (Los guardias vuelven a tomar al ahora prisionero Akarui para llevárselo consigo mientras este grita con agonía.)

Akarui: ¡No permita esto, no puedo aguantarlo de nuevo! ¡Mi señora! ¡DETENGA ESTO!

Führer: A mi nadie me dice lo que debo hacer o no.

(Por último, se puede oír la satisfactoria risa de la Führer al ver como su prisionero era llevado camino a una gran tortura. Las puertas de la habitación se cierran con fuerza, para dar paso al opening.)

[OPENING]

(La escena cambia a donde había finalizado el episodio anterior, con Aika y Josh observándose mutuamente.)

Aika: ¿...Josh?

Josh: Al menos parece que recuerdas mi nombre, no se, pensé que tras tanto tiempo ya lo habrías olvidado. Ehm… ¿Cómo estás?

Aika: (No contesta a las palabras de su contrario. Se la nota sudorosa y nerviosa, con dificultad para hablar.

Josh: (Un poco incómodo por la situación.) ¿...Aika? ¿Estás bien?

Lucas: (Intentando romper el hielo para que no hubiese más silencio incómodo.) Eeeh, vaya, ¿que os conocéis de antes?

Josh: Tú calla. (Ahora se dirige hacia Aika.) Oye… ¿prefieres que hablemos en privado de esto? Podrías ir a mi habitación… (Aika asiente de manera nerviosa y se van juntos, lejos del lugar, bajo las miradas expectantes de todos los demás.)

(Se hizo otro silencio incómodo, esta vez más largo. Finalmente, Lucas volvió a hablar de nuevo para romper ese silencio.)

Lucas: (Bosteza y se estira.) Madre mía, qué sueño. ¿Qué hora será ya? Como sea, yo me voy a dormir ya, ¡buenas nochees! (Se va hacia su habitación y cierra la puerta de esta.)

Noriko: Ay, este chico no tiene remedio… (Luego de comentar eso, se dirige hacia Crystal e Isabella.) Bueno chicas… Bienvenidas al Templo. Vais a necesitar una habitación, unas sábanas y… (Las observa detenidamente, ya que ellas sólo tienen unas escasas telas rasgadas a modo de ropa.) ...un poco de ropa. Por lo menos ahora un pijama para dormir.

Isabella: Si no os importa mucho… Os lo agradeceríamos.

Ayaka: ¡Ooh! ¡Yo puedo prestarle a la rubia ropita, que somos de la misma estatura! Que por cierto, ¿cómo os llamáis, que no me acuerdo? ¡Yo soy Ayaka, Natsuhashi Ayaka! (Sonríe.)

Crystal: Hehe, ¡gracias! Yo soy Crystal, Kaon Crystal. Y ella es mi hermana Isabella. Y gracias por el pijama. (Ayaka vuelve a sonreír y se va a su cuarto para buscarle un pijama a Crystal, junto a ella.)

Isabella: Bueno… yo… (Empieza a observar los pechos de las demás chicas hasta que al final se fija en el de Sanae y la observa.) No querría ser muy tiquismiquis, pero… ¿podrías ser tú la que me prestaste un pijama? Bueno, ya sabes… (Se señala sus enormes pechos.)

Sanae: ¿Ah? (Una sonrisa bastante inocente aparece en su rostro.) Bueno… No entiendo a qué te refieres. ¡Pero claro! (Toma a Isabella del brazo para llevarla a su cuarto, en el camino, toma a Nicole del brazo.) Tú también, Nicocchi, quiero que hablemos.~

Nicole: Déjame… Eres una pesada… (Aún murmurando, se deja arrastrar por Sanae.) Más te vale que me des algo a cambio.

Saori: Siempre tan cabezota… (Esboza una pequeña risa.) Quizá sea mejor así, no debí haberla aislado por tanto tiempo. Pero es mi deber cuidarla…

Noriko: Eres demasiado protectora, Saori.

Saori: ¿Eh?

Noriko: Yo también suelo ser muy protectora con Ayaka, es mi hermana y tengo miedo de que le pase algo. (La chica coloca sus manos en sus caderas y mira al templo sonriendo.) Pero ella es muy fuerte por sí misma. Deberías pensar en ello. (Riendo amistosamente, deposita su mirada en Saori.) ¿Te apetece hacer algo? No tengo mucho sueño.

(La escena cambia y se puede ver a Aika sentada en la cama de Josh, quien estaba esperando al chico. En su rostro se podía notar la indiferencia que sentía. En ese momento, Josh entra por la puerta.)

Josh: He traído una cama para ti, pero creo que habrá que montarla.

Aika: Josh, no me voy a quedar…

Josh: Si lo harás. Vamos Aika, no te he visto en años y por fin tengo la oportunidad de hablar contigo de nuevo.

Aika: Pensaba que habías muerto.

Josh: Yo pensaba que tú habías muerto.

Aika: Y no habría pasado nada si te hubieras entregado. ¿Qué demonios hiciste para tener a los guardias tras de ti?

Josh: Eso no importa ahora mismo. ¿Ella… Está bien?

Aika: Sigue odiándote, pero supongo que si. (Suelta un pequeño suspiro.) Creo que sigue viviendo en vuestra casa, no tiene mayor problema, así que no te preocupes por ella.

Josh: Bien… Por cierto, ¿quienes son esas chicas?

Aika: Me acogieron en su hogar cuando huí de casa. Fueron buenas conmigo por muchos años, y ni siquiera me conocían. Debía salvarlas de ese horrible final.

Josh: Ya veo. Me alegro que estén bien entonces.

Aika: Si, y yo.

Josh: Bueno, montemos tu cama y vayámonos a dormir, es súper tarde… ¿vamos? (Aika asiente sin decir ni una sola palabra, y juntos montan la cama. Al terminar, ambos se acuestan en sus respectivas camas y apagan las luces.) Buenas noches, Aika.

Aika: ...Buenas noches.

(La escena entonces cambia a la habitación de Akane, dónde está ella sola sentada en su cama, tratando su propia herida.)

Akane: (Pensando.) Ah, la próxima vez debería ser más cuidadosa… podría haberme dado en alguna zona vital.

(En ese momento su puerta se abre y aparecen Ayaka y Crystal, esta última ya va vestida con un pijama. Akane rápidamente se cubre su herida.)

Ayaka: ¡Hola Akane-chan! Perdona por molestar, pero es que había pensado que Cristy durmiese contigo, ¡las dos parecéis ser igual de amargadas y seguro que os lleváis super bien! (Empieza a montar felizmente la cama.)

Crystal: (Molesta.) ¡Oye, ¿a qué viene eso ahora?!

Akane: Oye, oye, ¿y no habéis pensado por un momento que yo quiero estar sola? No sé…

Ayaka: (Hincha un poco los mofletes.) Ay Akane-chan, ¡no me seas una amargada, que seguro que al final os hacéis súper amiguis! (Termina de montar la cama y se dirige a la puerta.) ¡Venga, Akane-chan, Crystal-chan, buenas nocheees! (Ríe un poco y sale de la habitación, cerrando la puerta.)

(Ambas chicas se quedan mirando mutuamente. Crystal se tumba en la cama y suelta un suspiro.)

Crystal: Esa niña… es adorable, pero a la vez un poco insoportable, ¿no crees? ¿Cuántos años tendrá? ¿9, 10?

Akane: 15. (Luego de contestar, vuelve a destaparse su herida para seguir atendiendola.)

Crystal: ¿15? ¿En serio? No lo parece… Por dios, he visto su habitación y está llena de muñequitas y de peluches… Y sus pijamas eran todos rositas con dibujitos… este que llevo es el menos infantil que tenía, y está lleno de conejitos...

Akane: Es una niña mimada así que no esperes algo diferente, al menos te anima el día. Y ahora, por favor déjame tranquila, necesito curarme la herida. Buenas noches.

Crystal: Ay, está bien, lo que quieras... Buenas noches. (Se tapa con las sábanas y se dispone a dormir.)

(Luego de que Crystal se fuese a dormir y se muestre un plano de Akane sacándose una bala del hombro, se hace de día y la escena cambia a la cocina, donde se encuentran desayunando Ayaka, Nicole, Sanae, Noriko, Josh y Karen.)

Noriko: Hmmm… Hoy se me antojan unas galletas. (Abre un pequeño armario y lo revisa. Entonces, saca dos galletas.) Vaya, sólo quedan dos. Bueno da igual, me sirve. (Empieza a engullir las galletas.)

Josh: (Con un pequeño cuenco de arroz en la mano.) ¿Cómo puedes comer tan rápido? Llega a ser hasta desagradable…

Noriko: Para desagradable tu cara. (Le saca la lengua y luego de zamparse la otra galleta, decide coger otro cuenco de arroz.)

Josh: (Suspira.) De verdad, eres un suplicio… Pero por lo menos deja un poco de comida para los demás que siguen durmiendo, no eres la única que vive aquí.

Sanae: Ayer se esforzó mucho, ¿no? Es bueno que coma bastante.

Noriko: ¿Ves? Ella me entiende. (Habiendo terminado su arroz, levantó el cuenco.) ¡Más!

Sanae: Hehe.~

Josh: Sois todas iguales.

Sanae: No creo...~ Por cierto Josh, ¿cómo es que conocías a esa chica?

Josh: Ah bueno, era mi amiga de la infancia. La tenía por muerta, pero la verdad me alegro de que no sea así.

Sanae: ¡Ya veo! (Soltó una pequeña risa.) Me alegro de que os hayáis reencontrado.

Karen: (Quién había estado callada durante toda la conversación.) Pero deberíamos haber tenido más cuidado. (Suspira.) A partir de ahora, no quiero más enfrentamientos innecesarios con la teniente.

Noriko: Esa mujer es una estúpida, ni siquiera puede hacernos nada.

Karen: ¡Daniel está muy herido, y todo por lo ocurrido ayer! Se va a tener que quedar todo el día en su habitación y al cuidado de Yuna.

Noriko: Pero no le ha pasado nada grave…

Karen: Lo se… (Desvía la mirada.)

Josh: Deberías dejar de preocuparte tanto.

Karen: ¡B-bueno, pero como os pase algo, yo seré la que acabe con vosotros!

(El resto del desayuno pasó sin mayor problema, los demás fueron entrando en la cocina para tomar algo, pero ninguna conversación surgía.)

Lucas: Buah, sois unos aburridos. A ver, a ver. (Señala a Aika con el dedo.) Tú, ayer nos dejasteis con la intriga, ¿de qué demonios os conocéis tú y el pelo pitufo?

Josh: ¿¡A quién llamas tú pe-?!

Aika: Es mi amigo de la infancia. (Como si nada, la joven siguió degustando su desayuno, con una mueca de seriedad en su rostro.)

Lucas: ¡Entonces ya todo tiene sentido! ¿Véis qué fácil era?

(Se notaba la incomodidad en el ambiente, nadie más respondía a las palabras del rubio.)

Lucas: Uno intenta animar las cosas y vosotros sin decir nada.

Isabella: No es fácil para nosotras integrarnos tan rápido, apenas os conocemos. Además, teníamos pensado irnos pronto, pero…

Crystal: Aika quiso aceptar vuestra propuesta, así que nosotras nos quedamos con ella.

Isabella: S-si no os molesta, claro.

Akane: Pues la verdad es que-

Karen: Claro que no, si decidimos ayudaros en un principio fue por algo.

Ayaka: ¡Y hemos sido de ayuda!

Noriko: Estás demasiado emocionada por algo tan simple… (Con cariño, acarició la cabeza de su hermana.)

Ayaka: ¡Ya me conoces!

Akane: ¿Pero qué creéis? ¿Que esto es un hotel de cinco estrellas? Estoy harta. Este templo es herencia de mi abuela, como rompáis algo sacáis dinero de donde podáis y lo pagáis.

Ayaka: ¡Pero no hemos roto nada!

Cristy: Esta tía es una borde. Ayer no quiso hablarme en la habitación… No le hagáis mucho caso.

Ayaka: ¡Ah, pero es así siempre!

Akane: ¡Soy la propietaria! Así que decido quién se queda y quién no.

Josh: Deberías dejar esa personalidad fría, Akane. Tú no eres así. (Dijo el chico con tranquilidad mientras se levantaba de la mesa y recogía los platos de los demás.)

Akane: ¡S-si, pero…! ¡Agh, vale os podéis quedar…!

Nicole: Siempre discutes para nada, qué monótona puedes llegar a ser.

Akane: (Suelta un suspiro, molesta, pero no dice nada más y simplemente continúa comiendo.)

Nicole: Ah, por cierto… quería comentaros algo, aprovechando que ahora estamos todos juntos.

Karen: ¿Si, Nicole?

Nicole: (Se levanta de su sitio.) Em, bueno, es sobre el tema de que últimamente nos estamos metiendo en muchos líos del gobierno y tal. Sabéis que probablemente nos hayan reconocido a bastantes de nosotros y nos estén buscando, ¿verdad?

Saori: Es cierto, ayer vi que me estaban buscando por la ‘’traición’’... Y a mi hermana también, sólo por ser mi hermana...

Nicole: Exacto. Nos hemos entrometido y saboteado bastantes planes del Gobierno y probablemente si nos buscan es para luego asesinarnos. Y la experiencia de ayer me hizo pensar… En que quizás deberíamos hacer eso más veces. Ya sabéis, eso de joderle algunos planes al Gobierno, y salvar a gente inocente. Sé que parece una tontería, pero bueno, yo lo dejo ahí. (Se vuelve a sentar.)

Karen: ¿Estás loca? Acabo de decir que no quiero que nos metamos en más problemas, ¿y tú sugieres esto? Quiero vivir, Nicole. Aunque sea en este mundo tan asqueroso, pero quiero vivir.

Lucas: Por una vez que sale una buena idea de una de vuestras cabezas, no queréis aceptarla, si es que no os entiendo.

Karen: ¿Acaso eso te parece una buena idea?

Lucas: Pues sí, ¿qué quieres que te diga? Por mi parte estoy harto de que hagan lo que les sale de ahí mismo, puede que no hagamos gran cosa pero lo de parar alguna ejecución es un puntazo.

Nicole: Nee-san, si no hacemos nada vamos a ser capturados tarde o temprano y seremos asesinados de todos modos, así que yo prefiero hacer algo antes que quedarme de brazos cruzados esperando a nuestra inevitable muerte.

Noriko: Pues a mí también me gusta la idea. Me aburro mucho aquí todo el día encerrada sin hacer una mierda, así que así tenemos el día entretenido y de paso salvamos a gente inocente que no merece sufrir por el Gobierno. ¡Voto a favor! (Le da un golpe a la mesa con la mano.)

Sanae: ¡Yo estoy con Nicocch-!

Saori: (Mirando fijamente a su hermana.) Tú no.

Sanae: ¡Pero Saori-nee!, si podemos hacer algo, por mínimo que sea, ¿no sería genial?

Saori: ¡Pero si ni siquiera sabes controlar tus poderes, aparte de invocar burbujitas! ¡Necesitarías meses de entrenamiento antes de poder enfrentarte mínimo a un guardia con la mínima experiencia!

Josh: Yo me podría ofrecer a entrenarla si tanto te preocupa eso.

Sanae: ¡Uoh, bien dicho Josh-kun!

Akane: Yo pienso como Nicole, pero un poco como Saori. Me gusta la idea de Nicole y creo que tiene razón pero… Salvo Nora, Josh, Saori y poco más… Somos patos mareados a la hora de luchar.

Noriko: Eso no sería problema, Josh ya ha dicho que puede ayudar a entrenar a Sanae, así que yo podría ayudar también a alguien con menos experiencia. (Se dirige hacia Saori) Y Saori, tú también. Si estamos todos entrenados, no creo que sea ningún problema, ¿no? Y esto también va para Karen…

Karen: (La chica desvía la mirada y acaba por sentarse.) Parece que estoy rodeada de masoquistas que sólo quieren morir. (Suelta un leve suspiro.) Está bien, pero no os vais a librar de mi, pienso aportar mi granito de arena a todo eso.

Ayaka: ¡Yay, convencimos a Karen! ¡Por cierto, yo también me uno! ¡Pero si me ayuda nee-san! (Abraza rápidamente a su hermana.)

Wakinoshita: ¡Waki ayudará a Ayaka!

Noriko: Ay, pues claro que sí. (Sonríe y acaricia la cabeza de su hermana.)

Karen: N-no es que me hayáis convencido…

Aika: ¿P-Pero es que no tenéis miedo?

(Todas las miradas se fijan rápidamente en la pequeña castaña, la cual intimidada baja la cabeza lentamente.)

Ayaka: ¡Yo tengo mucho miedo! (Dice con una sonrisa en su rostro.) ¡Pero es gratificante saber que haces algo bien por otros! ¿No crees?

Aika: S-supongo… (Esboza una leve sonrisa.) Tienes razón.

Noriko: ¡Entonces está decidido, a partir de ahora intentaremos ayudar a la gente que lo esté pasando mal, y Josh, Saori y yo misma entrenaremos a los demás para que mejoren sus habilidades de lucha! ¿Qué os parece?

Crystal: No suena nada mal, ¡pero eh, nosotras también ayudamos!

Isabella: (Asiente con una sonrisa en su rostro.) No queremos parecer las débiles de turno que nunca hacen nada.

Lucas: ¡Pues decidido! (Exclama, dando un golpe a la mesa.) A partir de mañana, vamos a joder al Gobierno lo máximo que podamos.

Akane: (Suelta una leve sonrisa, la cual estaba llena de orgullo.) Yo nunca lo habría dicho mejor.

(Dicho aquello, la mesa comenzó a quedar vacía, debido a que cada uno se iba retirando a sus habitaciones.)

Karen: Todos parecían muy animados, pero… ¿En serio hay algo que podamos hacer nosotros? Nos veo muertos a la primera de cambio…

Isabella: (Deposita su mano en el hombro de la albina.) ¿Tienes miedo?

Karen: ¿Ah? (Algo asustada por la repentina acción de la chica, se da la vuelta para comprobar quien le hablaba.) Isabella… Uh… Un poco, la verdad.

Isabella: Puedes llamarme Isa. (Con delicadeza, suelta el hombro de Karen para tomarla de las manos.) Mirame.

Karen: ¿Eh? (Algo tímida, posó su mirada en los ojos de la pelinaranja, los cuales se veían vacíos y sin vida.) Isa...

Isabella: Esta ciudad está habitada por monstruos, es normal tener miedo. Pero quedarse quieta tampoco es una opción. (Durante unos segundos desvía su mirada, solo para volver a posarla en el triste rostro de Karen.) Ya viste lo que nos ocurrió a nosotras por ello. Queremos ocultarlo, pero en verdad nos duele. Yo quiero ver alegre a Crystal, su sonrisa es lo mejor que tengo en esta vida. Supongo que me entiendes.

Karen: Te entiendo…

Isabella: Por ello, quiero que ella siga sonriendo. Si tengo que morir por ello, no me importa. Y tampoco quiero que otros sufran.

Karen: Eres demasiado considerada…

Isabella: ¿Lo soy? (Ladea su cabeza mostrando una sonrisa.)

Karen: (Impulsada por la sonrisa de la contraria, Karen comenzó a reír tímidamente.) Puede que me hayas convencido.

Isabella: Soy muy buena en estas cosas.

Karen: ¿Quieres que nos sentemos a hablar? (Dice mientras abre la puerta con dirección a su habitación.) Creo que anoche dormiste sola, y eso no es muy agradable. Podrías quedarte conmigo, creo que seremos buenas amigas.

Isabella: ¿Eh? (Con unas pequeñas lágrimas de alegría en su rostro, la joven se lanzó a abrazar a la contraria.) ¡Ahh, eres tan linda! ¡Desde ahora eres mi mejor amiga!

Karen: ¿D-dónde está tu seriedad ahora? (Las palabras de la chica eran poco entendibles, debido que su rostro se encontraba entre los abundantes pechos de la contraria.) ¡I-Isa, me estás ahogando!

(Después de ver cerrada la puerta de la habitación de Karen, la escena cambia a la habitación de Akane. Dentro de esta, se puede ver a Crystal y a la propia Akane, las cuales permanecen calladas mientras hacen sus cosas. Esto cambia cuando la pequeña rubia, despega sus labios para dirigirse a la contraria.)

Crystal: ¿Qué estás haciendo?

Akane: Intento concentrar parte de mi poder en una aleación de metales para que sea más sencillo atraer a los animales que necesito en cada momento. Pero no consigo emitir más de un par de sonidos.

Crystal: (Curiosa, se levanta de la cama en la que permanecía tumbada para situarse al lado de Akane.) ¿Me lo dejas?

Akane: (Algo indecisa, deposita el silbato en la mano de Crystal.)

Crystal: (Al notar el silbato en su mano, lo primero que hace es llevarlo a su boca y soplarlo levemente. Entonces se pueden escuchar varios sonidos leves, unos más graves y unos más agudos. Segundos más tarde, le da de nuevo el silbato a Akane.) Espero que con estos tengas suficiente.

Akane: (Sorprendida por la acción de la menor, Akane no pudo evitar sonreír de la manera más sincera que podía.) ¡Llevaba meses intentándolo, eres magnífica!

Crystal: ¿E-eh? Pero si no ha sido gran cosa…

Akane: (Carraspea durante unos segundos.) En realidad lo ha sido. (Desvía la mirada nerviosa.) Eras… Kaon Crystal, ¿no?

Crystal: Me debería enfadar por esto, pero si.

Akane: Nakamura Akane. (Evitando sonreír más de la cuenta, extiende su mano delante de si, esperando la de la contraria.) Espero que nos llevemos bien.

Crystal: Uhm, igualmente.

Akane: Pero antes que nada. (Se separa unos centímetros y mira de arriba a abajo a la avergonzada Crystal.) Si vamos a ser amigas, hay que arreglar un poco ese pelo. Si quieres llevarlo con esa longitud, será mejor lavarlo bien y cuidarlo. Además te quedarían bien unas trenzas… ¡Tengo mucho que hacer!

Crystal: ¿Q-que ha sido ese cambio tan repentino? (Dice la menor algo incómoda ante la situación, pero manteniendo una sonrisa algo forzada.)

Akane: Lo siento. (Suelta un leve carraspeo de nuevo.) Nunca he tenido la oportunidad de hablar así de fácil con alguien en este lugar, creo que eres la más normal que ha pasado por aquí.

Crystal: ¿Eso es un cumplido? Gracias, supongo.

(Se hace un silencio por un corto rato, pero al final ambas acaban riendo, y la escena cambia a los jardines que hay detrás del templo. Allí están Saori con su espada, Josh, Noriko, Sanae, Lucas, Nicole, Ayaka y Aika. Saori, Josh y Nora están al otro extremo del jardín, paralelos a los demás excepto Aika, que está sentada en una roca observando la escena).

Sanae: ¿En serio? ¿Vamos a empezar a entrenar ahora? Yo pensé que entrenaríamos mañana...

Saori: (En un tono serio). Tú has sido la que ha propuesto que entrenemos, así que ahora vamos a entrenar, y muy duro. Necesitas controlar tus poderes, o podrías causar una catástrofe.

Lucas: Oye, que ella no es la única que tiene que entrenar, ¿sabes? Que parece que hablas como si sólo estuviese Sanae aquí.

Noriko: (Suspira, ignorando el comentario del chico.) Bueno, dejémonos de quejas y vamos a empezar. Como hoy va a ser nuestro primer día, sólo vamos a hacer una toma de contacto con los poderes. Y mañana ya vamos a empezar con lo serio… (Se dirige hacia Saori y Josh.) ¿Queréis que hagamos primero una demostración?

Saori: Creo que sería lo más conveniente. (Sonríe.)

Josh: Venga. Primero tú contra mí. (Le da un codazo a Nora.)

Noriko: (Sonríe) Ay, ¿cuándo dejarás de ser tan imbécil?

Josh: Cuando tú dejes de serlo. (Le dirige una pícara sonrisa a la contraria.)

Saori: (Les apoya a cada uno una mano en sus hombros.) Anda, dejad de ligotear y empezad la demostración.

Noriko: De parejita nada. (Se aparta de Saori, y esta se aleja.)

Josh: Preferiría salir con una piedra, me daría una conversación más inteligente. (El chico se aparta de la mayor y se coloca frente a Nora.)

Noriko: Calla ya, anda. Venga, vamos. (Empieza a invocar un cuarzo de su mano.)

Josh: Eres incorregible. (El chico, toma un arco de tamaño considerable y lo coloca frente a sí, creando un pequeño rayo con la mano que estaba sujetando la cuerda del arco.)

(El resto de los presentes se alejan. Josh termina de cargar el rayo y lo dispara en dirección a Nora. Ella, como acto reflejo, invoca una gema a modo de escudo: una Lepidolita. El rayo impacta en su escudo, ella retrocede un poco a causa del impacto. Ella entonces lanza el escudo a modo de boomerang hacia Josh, el cual da un gran salto hacia atrás, junto con una voltereta en el aire para esquivarlo.)

Lucas: ¡Deja de hacerte el importante! (Exclama con una sonrisa burlona.)

Josh: ¡Cállate!

Noriko: ¡Mantén tus ojos en tu oponente! (Como si hubiera salido de la nada, Nora se acerca lo suficiente a Josh como para darle un puñetazo en el estómago, el cual le lanzó hasta el árbol más cercano.) Hum, pan comido. (Sonríe victoriosa.)

Josh: (Se reincorpora, con cierta dificultad.) Mucho decías de juego limpio y mírate ahora, uf. (Coloca una mano en el suelo y una descarga eléctrica lo recorre hasta llegar a la chica). Eres una tramposa.

Noriko: (La descarga eléctrica le hace caer al suelo de rodillas, lo que no le impide levantarse lentamente). ¿En serio ibas a confiar en una ladrona? (Lanza una patada baja hacia el chico, que impacta en sus rodillas).

Josh: (Cae al suelo, agarrándose las rodillas.) Menos mal que iba a ser un combate amistoso… (Susurra, maldiciendo internamente a la pelirroja.)

Noriko: (Se acerca a él, con una sonrisa victoriosa en su rostro, apoyando los brazos en sus caderas.) ¿Qué, te rindes?

Josh: Vale, vale, está bien. Tú hoy has ganado. (Se levanta, con un poco de dificultad.) Pero pienso vengarme la próxima vez.

Saori: (Mientras Noriko y Josh se van a una zona del jardín a sentarse y descansar, ella se dirige a los demás chicos.) Como habréis visto, en la batalla ambos contrincantes han utilizado sus poderes, ya que si los dominas bien, pueden ser de gran ayuda a su usuario. Por eso creemos que es necesario que seáis capaces de dominar los vuestros. Ahora, vosotros tenéis que intentar atacarme. ¿Quién quiere empezar?

(Nicole, con los brazos cruzados, va y se acerca a Saori.)

Nicole: Venga, yo primero.

Saori: ¡Bien, Nicole! Ahora, atácame con tus poderes e intenta esquivar los míos. (Tanto Nicole como Saori se colocan la una delante de la otra.) ¡Adelante!

(Nicole y Saori empiezan a pelear, y se las muestra de fondo mientras se ve a Sanae y a Lucas, sentados y observando la pelea.)

Sanae: Me extraña que no te hayas ofrecido para practicar primero...

Lucas: (Sin mirarla, atento a la pelea.) Bueno, es que de día no se me da muy bien manejar mis poderes. Dependo bastante de mi arma.

Sanae: ¡Aún así, yo creo que lo hiciste muy bien el otro día! Me quedé totalmente impresionada, ¡saliste de la nada en plan waaah! ¡Y nos salvaste tal que jaaah! (Suelta una pequeña risita.) Al menos eres más de ayuda para ellos que yo.

Lucas: Si bueno, es que tú eres un desastre.

Sanae: ¡O-oye, eso no ha sido agradable! (Su rostro entonces muestra una pequeña mueca de tristeza.)

Lucas: (Por primera vez en toda la conversación, este deposita su mirada en la chica.) Pero creo que si te esfuerzas puedes llegar a ser bastante buena.

Sanae: ¡A-ah, gracias! (La chica, muestra durante unos segundos su sonrisa más sincera y entonces gira la cabeza para divisar a Aika, que se encuentra atenta a la pelea de Nicole y Saori, pero luego se gira para mirar a Josh y a Nora.) ¡Hey, Aika-chan! ¡Ven con nosotros! (De manera animada, mientras agita el brazo.)

(Aika se gira rápidamente hacia Sanae, y entonces se acerca con timidez a la chica, para sentarse al lado suya.)

Aika: … ¿querías algo en especial?

Sanae: No te ves muy feliz allí sola, ¡quería hablar un poco contigo!

Lucas: Va a pensar que eres una acosadora.

Sanae: ¡Aaah, pero no lo soy! ¡N-no pienses eso, jo! ¡Y-yo quería conocerte un poco!

Aika: (Suelta una pequeña risita.) Tranquila, no lo pienso. Ha sido agradable por tu parte pensar un poco en mi, n-no sabía que hacer ya que Josh me dijo que viniera…

Lucas: ¿Él te lo dijo?

Aika: (Asiente levemente con su cabeza.) Supongo que yo también debería aprender de ellos, se ven muy metidos en ello.

Sanae: ¡Yo creo que él quería que hicieras amigos!

Aika: ¿Eh?

Sanae: Tú te defiendes bastante bien con tus poderes, y Josh dijo que hasta sabes luchar. No creo que te pidiera venir por ello. (Desvía la mirada hacia el chico mencionado.) Además parece que se preocupa mucho por ti.

Aika: ¿E-en serio? (La chica deposita su mirada en su joven amigo, el cual al mismo tiempo había hecho lo mismo para mirarla a ella.) Supongo que puede ser así a veces.

(En ese momento, pudieron escuchar cómo una rama se partía y alguien gritaba, cayendo al suelo cerca de donde estaban. Los presentes se sorprenden y Saori y Nicole paran la pelea.)

Sanae: (Un poco asustada y preocupada.) ¿Qu-qué ha sido eso?

Saori: Debe haber sido un animal, será mejor que…

Nicole: Pero he visto una sombra enorme. Deberíamos ver, creo que es una persona.

Lucas:  Mejor no. ¿Y si es alguien del Gobierno?

Sanae: ¡Eres un paranoico...! (Algo indecisa, vuelve a separar sus labios para articular palabras.) Yo también creo que deberíamos ver.

Noriko: (Suspira y se levanta.) Está bien, vamos... Pero con cuidado.

(Los chicos se acercan al lugar del que provenía el ruido con sigilo, solo para descubrir que quién había caído desde los árboles era una joven de pelo plateado, la cual aún se quejaba del dolor, mientras intentaba ponerse de pie.)

[ENDING]

Personajes MayoresEditar

Sensō Keikaku Editar

MenoresEditar

Kurai Chikyū Editar

Sensō Keikaku Editar

MencionadosEditar

Sensō Keikaku Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.